Qué apellidos veremos cuando empiecen a salir los primeros personajes políticos ligados a la venta de hidrocarburos robados.

Durante más de dos décadas hemos tenido una clase política que ha aumentado su patrimonio a partir del contubernio entre ellos mismos. Emparentan unos con otros, construyendo linajes político-económicos.

 

Es cuestión de tiempo (legal) comenzar a escuchar nombres de políticos que se sabe son dueños -o gente allegada a ellos- de concesiones de gasolineras a lo largo y ancho del país.

 

Apellidos que antes eran sinónimo de dinastía en la política mexicana, podrían ser sujetas a investigación. Si resulta que alguno de ellos está involucrad@ en la venta o distrinución de gasolina robada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *