Día Internacional de la Mujer: La historia de una lucha sin tregua

Hoy conmemoramos un año más de la lucha intrínseca de las mujeres por su visibilidad, su seguridad y la garantía de sus derechos inalienables a los que están sujetas desde hace más de un siglo, pero este día de reconocimiento y reflexión tiene una historia más profunda, fundada en la misma sangre que, desafortunadamente, se sigue derramando.

El 25 de marzo de 1911, en medio de las huelgas en maquiladoras operadas principalmente por mujeres que exigían mejores condiciones laborales, la fábrica textil Triangle Shirtwaist de Nueva York sufrió un incendio presuntamente provocado por una colilla mal apagada, el cual tuvo como consecuencia la muerte de 129 trabajadoras de edades entre 14 y 48 años.

El resultado de esta tragedia se dio en específico por la negativa de los dueños del lugar para abrir las puertas debido a que no querían que las trabajadoras salieran a protestar, esto impidió que las mujeres pudieran salir, lo que ocasionó que el desastre fuera considerado el cuarto peor siniestro industrial en la historia de Estados Unidos.

Como consecuencia, el Poder Legislativo de los Estados Unidos creó nuevas normas regulatorias para el mejoramiento de las condiciones laborales de las mujeres, además de la creación del Sindicato Internacional de Mujeres Trabajadoras Textiles. A partir de esta fecha, el mes de marzo fue usado por las organizaciones feministas para conmemorar a las víctimas de la tragedia y continuar la lucha por mejores condiciones laborales.

Tras una larga lucha de 66 años, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) proclamó el 8 de marzo como el Día Internacional por los Derechos de las Mujeres, iniciando las conmemoraciones de este mes en torno a los derechos de ellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *