Editorial 11/01/2019

En 2018, durante el gobierno de Miguel Ángel Mancera y posteriormente con su suplente, José Ramón Amieva, hubo un boom en favor de la movilidad verde, sin embargo, servicios como VBike y Mobike, iniciaron operaciones sin regulación.

 

Hay reportes de banquetas atestadas de bicicletas naranjas o verdes y también de usuarios que pasan días buscando, y no encuentran vehículo alguno.

 

La poca transparencia en cuanto a las concesiones que el gobierno otorgó -si es que existen- nos hacen dudar. Además en España la administración de un servicio similar desapareció de pronto.

 

Todo indica que la CDMX podría convertirse en una jungla de movilidad si no se norman este tipo de alternativas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *