Editorial 3/01/2019

La promesas y compromisos del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador han sido y son muy relevantes para el desarrollo de nuestra sociedad. El enorme sector que lo ha apoyado y respalda le cree, porque gobiernos y políticos corruptos han degenerado desde hace cincuenta años el ejercicio del poder político.

Ahora, sin llevarse de paso a los más vulnerables, el nuevo gobierno debe cumplir.

Tiene obligación moral y ética de atender la demanda que el sector de médicos que trabajan en los hospitales de alta especialidad, le han presentado a los funcionarios del sector salud: trabajo digno, estable y remunerado para médicas y médicos que se encargan todos los días de atender a cientos de miles de mexicanos de bajos recursos.

No es mucho pedir. No hay que permitir que se corte el hilo por lo más delgado ¿Cómo es posible que la mitad de los médicos de alta especialidad estén contratados por honorarios o bajo el régimen de confianza?

Sí dignificamos y cuidamos a nuestros médicos, le estaremos dando futuro y salud al pueblo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *