Bonistas del NAIM rechazan la nueva oferta de recompra

Ciudad de México. Un grupo de bonistas del cancelado Nuevo Aeropuerto Internacional de México rechazó este miércoles la nueva propuesta de recompra que hizo el martes el gobierno federal, con el argumento de no fue consultado, por lo que, sostuvo, no puede apoyarla en su forma actual. No obstante, dejó la puerta abierta a mantener negociaciones.

El grupo de inversores, representados por la firma de abogados Hogan Lovells, expuso ayer que aún busca discutir sus inquietudes con el fideicomiso que controla el proyecto, que es controlado por el gobierno.Agregó que cualquier consentimiento de los tenedores que acepten la oferta deberá estar limitado a aquellos títulos representados en el monto de principal que se recompre y no debe aplicar al resto de los bonos.

El fideicomiso del aeropuerto de Ciudad de México (MexCat) anunció el martes que mejoró la oferta para la recompra de los bonos emitidos para financiar la construcción del proyecto, según un comunicado de la Secretaría de Hacienda.

Los términos de la propuesta que hizo el gobierno el martes son insuficientes para compensar la reducción o eliminación completa del volumen de pasajeros en el actual Aeropuerto Internacional Benito Juárez, dijo el grupo de bonistas, según el despacho Hogan Lovells. La recaudación de la tarifa de uso aeroportuario (TUA) de esa terminal será la fuente de pago de los bonos.

Originalmente, la TUA recaudada en el cancelado aeropuerto de Texcoco aportaría los recursos para pagar los bonos.

En un comunicado, el grupo Ad Hoc de tenedores de bonos planteó que cualquier consentimiento otorgado por los tenedores de bonos en relación con una licitación debe limitarse a la cantidad de bonos realmente comprados, y no debe aplicarse a todos los bonos mantenidos por el tenedor.

Si bien el grupo reconoce que la propuesta enmendada hace mejoras, los problemas fundamentales siguen siendo tales que el grupo no puede respaldarla en su forma actual, de acuerdo con el documento. Refirió que los términos de la propuesta enmendada son insuficientes para compensar la reducción o eliminación completa del volumen de pasajeros en el aeropuerto Benito Juárez que se espera con el tiempo, como resultado de la apertura de los aeropuertos alternativos de Santa Lucía y Toluca.

En el grupo de tenedores de bonos hay grandes instituciones internacionales de inversión.

(Con información de Israel Rodríguez, Reuters y Notimex).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *