Indocumentados de las caravanas buscan otras rutas para entrar a EU

Caravana migrante. Foto: Archivo

En grupos pequeños están llegando al municipio de Janos –fronterizo con Nuevo México–, por lo que autoridades, organizaciones no gubernamentales y la Iglesia católica aplican medidas para brindarles apoyo.

Algunos hondureños llegaron al municipio de Casas Grandes luego de intentar sin éxito cruzar por otras fronteras, como la de Ojinaga, y se trasladan a Janos y Ascensión, localidades ubicadas en el desierto por donde migrantes mexicanos y centroamericanos se internaron en Estados Unidos en años pasados.

Entre otros sitios donde autoridades municipales de Janos han detectado migrantes de las caravanas figuran los poblados El Berrendo y Puerto Palomas de Villa, aledaños al desierto de Nuevo México.

El sacerdote José David García López, responsable de la Pastoral Social de Movilidad Humana de la diócesis de Nuevo Casas Grandes y a nivel estatal, dijo que en el desayunador comunitario que se ubica frente al templo María Madre, en la zona centro de Janos, se atendió a migrantes hondureños.

En tanto, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, de la cual depende la Patrulla Fronteriza estadunidense, dio a conocer que en octubre detuvo en El Paso, Texas, a 5 mil 185 personas que pretendieron entrar sin documentos al país vecino, mientras que en el mismo mes de 2017 arrestó a 212.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *