Inician acciones contra incendios forestales en el Amazonas

Esta fue la primer medida que el Gobierno brasileño tomó en respuesta a la presión internacional, en numerosas ciudades de América y Europa protestaron frente a las embajadas de Brasil, por el aumento de los incendios.

 

En un mensaje transmitido en televisión, Bolsonaro se excusó “los incendios forestales existen en todo el mundo”, y no pueden usarse como pretexto para imponer sanciones a los países.

 

Luego de que Emmanuel Macron, presidente de Francia, advirtiera que su gobierno tendría represalias económicas por la posible responsabilidad del gobierno brasileño en lo que sucede en los bosques tropicales.

 

Miles de personas en Río de Janeiro, São Paulo y Brasília marcharon para exigir un cambio en la política ambiental del gobierno brasileño.

 

En un principio el gobierno brasileño atribuyó los incendios a la sequía y Bolsonaro insinuó que las ONG eran responsables de propagarlos, pero especialistas coinciden en que no se trata de un año de sequía intensa y que el fuerte incremento de los siniestros se debe a la deforestación.

 

Organizaciones ambientalistas, activistas, políticos y científicos en todo el mundo han alertado sobre la enorme catástrofe ambiental que implica el gigantesco fuego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *